publicidades.imagen.b1dfe96b8fcfcc03.aW1hZ2VuLndlYnA=

NSP_NeKoun SANTORAL DEL DIA 11 DE OCTUBRE

Santos del día 11 de Octubre Nuestra Señora de Begoña; María Soledad Torres Acosta fundadora de las Siervas de María; Nicasio y Germán obispos; Quirino y Anastasio presbíteros; Escubículo, Plácido, Ginés, Probo, Andrónico, Sármata, Zanaida y Filonila mártires; Venancio abad; Sisinio arzobispo.

ETICA, FE Y RELIGION - SANTORAL 11 de octubre de 2023 Redactor Jefe Redactor Jefe

Santos del día 11 de Octubre

Nuestra Señora de Begoña; María Soledad Torres Acosta fundadora de las Siervas de María; Nicasio y Germán obispos; Quirino y Anastasio presbíteros; Escubículo, Plácido, Ginés, Probo, Andrónico, Sármata, Zanaida y Filonila mártires; Venancio abad; Sisinio arzobispo.

 
SOLEDAD

Nombre totalmente transparente en cuanto a su significado, y también en cuanto a su valor, allí donde más se lleva, que es donde la Virgen de la Soledad cuenta con la devoción de todo el pueblo. Es una Virgen dolorosa, igual que la Virgen de la Piedad o la Virgen de los Dolores, estrechamente vinculadas a la Semana Santa y a las solemnísimas celebraciones que con este motivo tienen lugar. Los pasos de la Soledad, las procesiones de la Soledad y del Silencio nos evocan la figura de la Virgen después de morir su Hijo, sumida en la más profunda soledad. Este trance de María ha encendido la inspiración de los escultores y de los poetas y la fe del pueblo. Saetas que cortan el aire, lloran más que cantan la soledad de la Virgen en el silencio sobrecogedor de estas procesiones. Es comprensible que todos estos ritos, junto con la imaginería que les acompaña, cuyas más hondas raíces se pierden en el origen de los tiempos, hayan querido perpetuarse entre los más bellos nombres de mujer. Las Soledades celebran su onomástica el Viernes Santo (en algunas localidades, el Sábado santo), día en que se conmemora Nuestra Señora de la Soledad.

La soledad ha sido cantada por los poetas, que deseosos de huir del mundanal ruido la han amado y la han cultivado como un don preciadísimo, que les ha permitido estar consigo mismos, cosa de la que sienten gran necesidad las almas cultivadas, y que no es fácil conseguir. "A mis soledades voy, de mis soledades vengo..." , que dice Lope de Vega. Y las Soledades de Góngora: la Soledad en los campos, la Soledad de las riberas, y las previstas y no concluidas Soledad de las selvas y Soledad del yermo. Es la añoranza del poeta por la soledad, portadora de paz y sosegada alegría. Y las Soledades de Antonio Machado, poemas en los que canta paisajes reales o interiores del alma, y sentimientos callados.Y en lo popular, el cante y el baile por soleares (soleá es la forma andaluza de soledad), de una fuerza y un desgarro impresionantes. Son la más genuina creación gitano-andaluza surgida con posterioridad a las tonás y siguiriyas; un cante que en sus orígenes fue para bailar, que surgió de otras formas primitivas en el primer tercio del siglo XIX. Aún resuenan los nombres de los grandes forjadores de soleares: la Andonda, Merced la Serneta, Paquirri el Guanté, Enrique el Mellizo, Juaniquí de Lebrija...

Y no acaba aquí el atractivo ejercido en nuestro idioma por el nombre de Soledad: toda la geografía de habla hispana rebosa de soledades. Son cientos los lugares bautizados con el nombre de Soledad. Desde las islas Malvinas, cuya isla oriental se llama la Soledad, pasando por Soledad de Doblado, municipio de México con unos 35.000 habitantes, y varias decenas de otros lugares menores con el mismo nombre, y un inacabable rosario de Soledades en la práctica totalidad de los países hispanoamericanos. Eso es así porque han sido muchos los exploradores y los fundadores de pueblos y ciudades que han soñado encontrar en ellos la soledad que andaban buscando. Y es que frente al mundanal alboroto, un remanso de paz y soledad es el premio que ansía todo el que se ve zarandeado por los ajetreos de la vida. Soledad es, en fin, un nombre de ensueño. ¡Felicidades!

BEGOÑA

Nombre vasco, toponímico del lugar en que se venera la Virgen de Begoña. Su significado es "lugar de la montaña dominante", por la situación del santuario. Con toda probabilidad, lugar sagrado desde tiempo inmemorial, ocupado anteriormente por otras divinidades de la tierra. Pese a su similitud con Begonia (nombre de flor), en su origen nada tienen que ver un nombre con otro. Pero esas son las leyes de la onomástica: nombres fonéticamente afines ejercen una atracción mutua entre sí y por eso acaban asimilándose. De ahí que las Begonias celebren su onomástica el día de Nuestra señora de Begoña y la mayoría de las Begoñas, por su parte, tengan la sensación de que la Begonia forma parte inseparable de su nombre y consideren como propio el nombre de esta flor, igual que las Rosas, las Margaritas, las Hortensias... se identifican con la respectiva flor.

La onomástica de las Begoñas y de las Begonias es el 1 de enero, día en que se celebra también la Circuncisión de Jesús, y el santísimo Nombre de Jesús, por ser esa la ceremonia en que se le impuso.

Santa María de Begoña es un santuario donde se venera a la Virgen de este nombre, situado sobre un cerro que domina la ciudad de Bilbao y los términos de Abando, Deusto y Olaveaga. La primitiva ermita, de estilo gótico, fue reedificada y agrandada en el siglo XVI y vuelta a reedificar cada vez después de las contiendas civiles que se cebaron en este templo y afectaron especialmente a la fachada y campanario. En su interior se compone de tres naves con bóvedas sostenidas por 10 columnas. Tres altares con imágenes atribuidas a Juan de Mena, capillas y coro. La Virgen de Begoña es muy venerada en toda Vizcaya, especialmente por los marinos, y las romerías a su santuario son muy concurridas. La santa imagen, cuya historia fue escrita en 1796 por fray Tomás Granda, está en un retablo de plata, y tiene un considerable tesoro en ornamentos y alhajas. La tradición ha ido enriqueciendo la historia con detalles piadosos.

La Begonia, con la que se sienten identificadas muchas Begoñas, es una flor de color blanco, amarillo, rojo o rosado, de la planta del mismo nombre formada en arbusto o en hierbas anuales o vivaces, en algunos casos trepadora. Comprende unas 400 especies procedentes de regiones tropicales de América, Indias Orientales, China, Japón y África. Muchas de ellas son cultivadas en Europa como plantas de adorno de interior, por la belleza y abundancia de sus hojas y por la elegancia y duración de sus flores. Al ser tropical requiere ambientes cálidos, tierras esponjosas y buen riego. Se reproduce tanto por esquejes como por semillas. Es una planta muy agradecida.

Las Begoñas y Begonias pueden sentirse ufanas de un nombre que hunde sus raíces en la historia más remota, que evoca los altos en que nuestros antepasados propiciaban a las fuerzas de la naturaleza, que ellos creían divina; que recuerda una bellísima flor y que cuenta con el patrocinio de la Madre de Dios. ¡Felicidades!


NO PODEMOS NI DEBEMOS PERMITIR UN SOLO ATROPELLO MAS A LA LIBERTAD RELIGIOSA, HE VIVIDO COMO SE IMPEDIA EN DEMOCRACIA ACUDIR A UNA MISA EN EL VALLE DE LOS CAIDOS, HE VIVIDO COMO SE PROHIBIA IR A UNA MISA POR QUE SI,SIN MOTIVO, Y TODO EN DEMOCRACIA,POR QUE LAS IZQUIERDAS ENTIENDEN POR DEMOCRACIA LO QUE LES PLACE Y COMPLACE, DENUNCIA TODA INJUSTICIA QUE VEAS Y VIVAS, NO ESTAIS SOLOS, NO HACE FALTA QUE SE PASE UNO EL TRAGO DE VER COMO SE LE IMPIDE EJERCER SUS LIBERTADES RELIGIOSAS, SI NSP NO LLEGA CON SU DENUNCIA PUBLICA A PONER SOLUCION, LLEGARAN OTROS A LOS QUE NSP TIENE ACCESO, Y QUE SON MILLONES DE VECES MAS PODEROSOS.

GRC_NSP_FE_Y_RELIGION



Eclesiastés 3:1-15 RVR1960
Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz. 

Te puede interesar
Lo más visto